lunes, 17 de noviembre de 2014

Quinta entrega en Te robo una frase: "Soy como tú"


Quinta entrega de Te robo una frase creado por Ramón Escolano en su blog Jukeblog.
La frase elegida para este mes es: No se tome la vida demasiado enserio; nunca saldrá vivo de ella. De Elbert Hubbard. Ensayista estadounidense. Propuesta por Frank Spoiler.

Mi relato se titula: "Soy como tú"

Marisa caminaba sin rumbo después de un día lleno de fracasos. Ella solo necesitaba ser escuchada y comprendida. Pero nada de eso sucedió. Cuando tuvo el valor de enfrentar a su familia para decirles que le gustaban las personas de su mismo sexo, se le echaron como jauría encima. No tuvieron reparo en decirle que se marchara y gritarle que era la vergüenza de la familia.  
No eres normal. ¡No quisiste estudiar y solo te limitaste a tocar esa guitarra de mierda que no te sirve para nada! Terminarás en la calle como un vagabundo. Aquí en mi casa no pondrás un solo pie mientras sigas enferma. ¡Eso es lo que eres! ¡Una enferma! ¡Lárgate ya de aquí antes que vomite de asco! —gritaba enfurecido su padre sin piedad. Sin importarle que estaba clavando lentamente un puñal a su hija en medio de su corazón.

Su familia estaba constituida por Roberto, su padre de cincuenta y cinco años;  María, la madre, de cincuenta y su hermana Lorena de dieciséis, dos años menor que Marisa,  quien la adoraba. El amor entre ellas era mutuo. Pero el shock fue demasiado fuerte para Lorena, no pudo decir nada, solo bajó la mirada y marchó a su cuarto decepcionada, llorando.

Marisa, emocionalmente destruida, armó con rapidez su mochila con lo más necesario, su guitarra, que era parte de ella. 
Cabizbaja, sintiéndose una basura, marchó. No miró a nadie. Sin decir palabra cerró la puerta dejando atrás los recuerdos de su familia, el calor de hogar, las charlas y reuniones familiares; los años compartidos con su hermana… Todos esos recuerdos los ordenó en un rincón de su cerebro dejándolos enterrados para siempre. 

Esa tarde fue para ella muy triste, tanto como el día que mostraba un cielo gris encapotado, con unos nubarrones negros y a punto de llover como si fuera la última vez. 
No sabía dónde ir..., hasta que recordó el lugar donde paseó tantas veces con su abuela, el puente de flores, hermoso y colorido; el mismo sitio donde desparramó sus cenizas años atrás.
Sola, desilusionada, tocando la guitarra, lloraba mientras pedía un milagro al cielo...
Un milagro que nunca llegó.


Después de tres días... El teléfono sonó y  rompió el silencio del hogar...

—Buenos días ¿Con la familia de Marisa Hernández?
—Ya no vive aquí. ¿Quién es? —de manera despectiva y fría contestó Roberto.
—Imagino que es su padre, ¿verdad?
—Marisa dejó de ser mi hija desde el día que se fue de esta casa.
—Lamento comunicarle que tuvo un accidente, está ingresada en el Hospital... 

Llorando como jamás lo hizo en la vida, Roberto, subió al coche y fue en busca del perdón.
Tarde, muy tarde. Murió ante sus propios ojos... escuchando un te quiero de su hija con sus últimos suspiros.

Marisa había sido atacada, por ser "DIFERENTE" la primer noche que pasó fuera de su casa. La violaron y recibió golpes que le causaron daño cerebral y los médicos no llegaron a tiempo para salvarla.

Roberto, al día siguiente, sin consuelo, mientras tiraba las cenizas en el mismo sitio donde alguna vez desparramó las de su madre, escuchó una voz que le susurró: No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella





Cuántos padres crucifican y causan la muerte de sus propios hijos por no aceptarlos tal cual son. 
TODOS SOMOS IGUALES.

Esta historia la modifiqué para participar en Te robo una frase. Para quienes quieran leer la historia original clic aquí en mi página de Wattpad.

14 comentarios:

  1. Jo, una historia muy dura y triste Kary... aunque, no de ahora pero sí que ocurría tristemente muchos años atrás. Muy buena historia corazón. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Frank, es triste pero no creas que hoy en día no sigue pasando. Mucho menos que años atrás pero siempre seguirá habiendo gente muy cerrada.
      Un besote grande!

      Eliminar
    2. disfruto lo que escribes
      me parece maravillosos

      Eliminar
    3. Muchas gracias! Me encanta que así sea ♥
      Un beso!

      Eliminar
  2. Comparto lo que dice Frank, es una historia muy dura... Se me ha encogido el croazón mientras la leía y al final se me han emapañado los ojos. Aunque cada vez menos, sigue habiendo gente así... Yo coincido totalmente contigo: Todos somos iguales; no importa la condicion sexual, el color, la nacionalidad... Por mucho que algunos energumenos se empeñen en lo contrario.
    Muchas gracias por participar un mes más y que lo hayas hecho con esta maravillosa, a la par que desgarradora, historia.
    Besicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ramón, lo es. Y lamentablemente sigue habiendo gente así, padres así...
      Disculpa la demora en responderte. Gracias por comentar y por crear este juego en donde me encanta participar. Un beso grande!

      Eliminar
  3. Derecho a ser diferente y ser respetado es fundamental, pero ser amados por la familia pase lo que pase, seamos como seamos, es aún mas importante , ella es el pilar de todos nosotros aunque seamos viejos .Hermosa y triste historia.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Amelia, la familia es el pilar fundamental para sostener a quien sufre.
      Gracias por leer y comentar, iré a leerte :) Disculpa la demora en contestar y leer tu relato.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Muy conmovedor tu relato, tengo la sensación de haberlo leído muchas veces, seguramente en los noticieros ha sido una historia muy repetida, la intolerancia ha creado muchas víctimas como Marisa. Excelente historia, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son esas noticias que no se te olvidan... El mundo cambia con adelantos pero nosotros parece que no... Como vos decís, la intolerancia crea víctimas... Ojalá no lo hayan más, no solo en estos casos, sino en todos los que llevan a la incomprensión y suicidios.
      Aunque en este caso, no lo fue. Pero suelen terminar de esa manera.
      Un beso Patri, gracias por pasar, voy a leerte también.
      Perdón también por la demora. :*

      Eliminar
  5. Me gusta tu historia, aunque me parece un poco dura. De todos modos, no dejo de pensar que es un modo de denuncia. El final no me ha gustado nada, pero es porque yo soy más de "comieron perdices". Sin embargo entiendo que quizá en este caso, era el final adecuado.
    Gracias por jugar K@ry. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que me costó compartirla, pero así es la vida. No siempre todo es rosa como nos gustaría Mary... La próxima traeré palabras de amor, que es donde me gusta quedarme soñando para escapar de este mundo tan miserable.
      Un abrazoo! te leeré también!.
      Un besoo, siento llegar tarde!

      Eliminar
  6. Me ha gustado este relato realista. Es inconcebible, hoy en día, como determinadas personas viven ancladas en un pasado de ignorancia. Quizás, solo quizás, sobre el párrafo explicativo final y quede el relato abierto, pues esos "Diferentes" es posible que también fueran rechazados en su casa o entorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ximens, no se puede pensar que así sea hoy en día, pero todavía eso pasa.
      Muchas gracias por pasar y leerme :)
      Un beso!

      Eliminar

Me encantaría que dejes tu comentario para opinar sobre lo que leíste, o simplemente tilda una de las opciones. Muchas gracias.

♥ k@ry ♥.✫..•°*”˜˜”*°•.ƸӜƷ